Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta, ¿Cuántas veces al mes debería limpiar mi coche? Pues bien, es complicado dar una respuesta exacta porque depende de varios factores que desarrollaremos a continuación. Lo que sí que te podemos adelantar es que, para mantener tu vehículo en unas condiciones óptimas, por lo menos deberás limpiarlo por dentro y por fuera una vez al mes. Si puede ser a fondo mejor.

¿Limpiar el coche una vez al mes es suficiente?

Es cuestión de gustos, pero sobre todo del uso que le des al coche, tus hábitos durante la conducción, cuáles son tus rutas habituales y quiénes son tus compañeros de viaje. No es lo mismo andar por ciudad que fuera de ella; circular por asfalto o por caminos; o conducir tú solo, sin niños u otros pasajeros que ensucien más el coche.

Descubre las ofertas para limpiar el coche de Carloop. Dinos dónde quieres que vayamos a buscar tu coche y le lo devolvemos impoluto. Las veces que tu quieras, tú eliges la frecuencia.

Como mantener tu coche limpio con niños a bordo

Los que sois padres ya os habréis dado cuenta de que, mantener el coche impoluto con niños o adolescentes a bordo, es una tarea muy complicada. Los que sufren por ver su amado coche en esas condiciones, seguramente terminen su día con una limpieza a fondo. Y los que pasan un poco más de la limpieza, seguramente se vean obligados por circunstancias varias (vomito, restos de comida, etc.) a limpiar por lo menos una vez a la semana.

Un Juego con el que mantener a raya la suciedad

Los niños aman los juegos y todo lo que les plantees en ese formato tiene más probabilidad de éxito. No es lo mismo decir “recoge eso o te quedas sin postre”, que “el que más recoja en un minuto tiene doble postre”. El planteamiento final es el mismo, pero con la segunda opción tienes más probabilidades de cumplir tu objetivo.

En tu coche puedes plantear un juego similar. Tan solo necesitarás una papelera; un cronometro, ahora todos los móviles tienen uno, y un premio para el ganador (compra otro de consolación, que ya sabéis como son los niños). Cuanto termines el trayecto saca la papelera del maletero y pon 1 minuto y medio de tiempo en el cronómetro. El que más residuos consiga encestar en ese tiempo tendrá su premio. No evitarás la suciedad, pero sí la acumulación de residuos y ciertos olores desagradables.

Limpiar el barro sin dañar tu coche

A todos no duele ver como la carretera termina y tu destino final pasa por ese camino lleno de barro y polvo. Llegados a ese punto haces de tripas corazón y piensas “bueno luego se limpia y aquí no ha pasado nada”. Pues mucho cuidado porque sino lo limpias con cuidado, el barro puede dejar una huella imborrable en tu vehículo.

EL BARRO: UN ENEMIGO PARA LA CARROCERÍA, RUEDAS Y HABITÁCULO

El barro tiene propiedades beneficiosas para piel, pero no funciona igual con la carrocería de nuestro coche. Así que, al contrario de lo que hacemos en nuestro cuerpo, en un vehículo el tiempo corre en nuestra contra. Cuanto antes retires el barro, menos daño hará en la carrocería y componentes. No dejes que se seque y ni se te ocurra frotar con nada, por muy suave que sea, ya que puedes hacerle un peeling muy dañino para la pintura.

Para el interior, todo lo contrario. Cuanto más seco este el barro, más sencillo será retirarlo. Lo primero que deberás hacer es limpiar las superficies duras, con mucho cuidado de no rayarlas. Raspa el barro con una espátula o una tarjeta y una vez en el suelo podrás aspirarlo sin problemas.